Top Toolbar

 

Registros del tratamiento

Mantener un registro exacto del tratamiento es una parte esencial del manejo de su trastorno hemorrágico por varias razones:

  • Adaptación al tratamiento. Revisar su registro de tratamiento es esencial para determinar si tiene una articulación objetivo, cómo está funcionando el medicamento en su organismo y si necesita cambiar los tratamientos con base en un posible aumento en la cantidad de factor que está usando.
  • Propósitos de seguro. Actualmente, la mayoría de compañías de seguros requieren que mantenga un registro de tratamiento para asegurarse de que está usando el factor según las instrucciones de su médico y como una condición para el reembolso continuo.
  • Beneficios por discapacidad. Un registro de tratamiento puede ayudar a respaldar cualquier reclamo por discapacidad que usted haga. Si solicita ayuda financiera del Seguro Social, deberá presentar un caso sólido que demuestre cómo le afecta su trastorno hemorrágico. Es necesario presentar un registro claro de sus infusiones de factor y episodios hemorrágicos para hacer un reclamo exitoso.
  • En caso de una reacción o problema con el factor. Si sufre una reacción o tiene un problema con un factor de coagulación en particular, la única forma de saber si lo ha recibido es si ha mantenido registros completos del nombre y número de lote de cada tratamiento que toma.

Qué incluir en un registro de tratamiento

Un registro de tratamiento debe incluir todas las infusiones de factor y todos los episodios hemorrágicos.

A continuación encontrará información que debe incluir en el registro de tratamiento:

  • La fecha y la hora de la hemorragia
  • El lugar y la gravedad de la hemorragia
  • Qué tan rápido se trató la hemorragia
  • El tratamiento utilizado (incluir la marca, la fecha de expiración, el número de lote y el número de unidades administradas)
  • Las medidas adicionales que se tomaron para tratar la hemorragia (por ejemplo: Medicamentos contra el dolor, un paquete de hielo, vendajes de compresión)
  • El nivel de dolor

Si su infusión no es a consecuencia de una hemorragia, debe registrar:

  • La fecha y la hora de la infusión
  • El tratamiento utilizado (incluir la marca, la fecha de expiración, el número de lote y el número de unidades administradas)
  • El motivo de la infusión (por ejemplo: Profilaxis programada, previo a una cirugía)

Opciones de registro de tratamiento

En la era digital de hoy en día existen muchas opciones para mantener un registro de tratamiento. Debe trabajar con su HTC para descubrir cuál es la mejor forma para usted de empezar un registro debido a que esta información después la puede compartir fácilmente con su HTC. Puede encontrar opciones adicionales buscando en el sitio web de su compañía de seguros o del fabricante de la marca de factor que usa. Esas fuentes a menudo proporcionan registros simples de infusiones que usted puede descargar e imprimir. O bien, puede crear su propio registro de infusiones en su computadora mediante un procesador de textos o una aplicación de hoja de cálculo.

Si tiene un smartphone (teléfono inteligente), le recomendamos revisar las múltiples aplicaciones móviles que le permitirán mantener un registro de sus hemorragias e infusiones. La Red Norteamericana de Trombosis y Hemostasis (The American Thrombosis and Hemostasis Network (ATHN)) cuenta con una herramienta basada en la web y una aplicación móvil que se puede usar para mantener un registro de las hemorragias. Además, con su autorización, la información de tratamiento se puede descargar directamente a su expediente en el HTC. Por supuesto, un simple cuaderno y un lapicero también funcionan, solo recuerde registrar cada una de sus hemorragias e infusiones.

Debe guardar su registro de tratamiento en un lugar seguro de fácil acceso, y debe llevarlo con usted a cada cita con el médico. Además, es recomendable que le indique a un ser querido dónde pueden encontrar su registro de tratamiento.