Top Toolbar

 

El tratamiento rápido es importante

Cuando se administra el factor de coagulación faltante, este circula inmediatamente en la sangre para que el organismo lo pueda utilizar en seguida para formar un coágulo de sangre. Una vez que el coágulo de sangre se forma y la hemorragia se detiene, el organismo empieza a absorber la sangre que se ha filtrado en los tejidos y articulaciones.

Sin un tratamiento rápido, la sangre extra se puede acumular en las articulaciones o tejidos blandos y causar dolor e hinchazón, lo que toma más tiempo en desaparecer.

Aunque puede ocurrir daño permanente debido a una hemorragia grave de las articulaciones, el daño en las articulaciones ocurre más comúnmente con el tiempo debido a hemorragias repetidas de una articulación. Incluso pequeñas hemorragias de las articulaciones pueden causar daño y artritis.

Si se administra el tratamiento poco después de que la hemorragia empieza, la hemorragia se detiene más rápido y se deberá absorber menos sangre. El tratamiento temprano minimizará el riesgo de daño en las articulaciones. Si tiene alguna duda sobre si tratar, siempre decida del lado del tratamiento: Cuando tenga duda, realice el tratamiento.

Regresar


Primeros auxilios

En general, pequeñas cortadas y rasguños se tratan con medidas de primeros auxilios normales: limpie la cortada y aplique presión y coloque una tira adhesiva. Las cortadas profundas o hemorragias internas, como una hemorragia en las articulaciones o músculos, requieren tratamiento de reemplazo del factor de coagulación faltante a un nivel casi normal para producir un coágulo firme y detener la hemorragia.

Para imprimir una copia de las instrucciones R.I.C.E. haga clic en.
Versiones en español estarán disponible pronto